Estamos ante punto más trascendental de la vida cristiana, la resurrección del Señor. La vida diaria del hombre, mientras circula por la tierra, es profundizar en el misterio de la resurrección del Señor que se coronará con la ascensión y en la venida del Espíritu Santo.

Estar prestos para buscar la resurrección del Señor, huir de la pereza, del torpor que nos paraliza para conectar con el Señor.

La prisa pascual es por meter almas en el cielo. Empezando por hacer oración y pequeños sacrificios, centrándonos en Dios y en nuestro deber.

    Podcast
    • 148 bpm
    • Key: Ebm
    Full Link
    Short Link (Twitter)