En esta grabación realizada en 1978, en el Estudio A de Radio Educación, Arcadio Hidalgo cuenta que, si mientras se toca El buscapié, se ve un buen bailador que resulte sospechoso, uno tiene que mirarle bien, pues es probable que se vea un pie normal y una pata de gallo; el diablo es un gran zapateador y aparece en los fandangos convocado por este son.

    Other
    • 113 bpm
    • Key: Gm
    Full Link
    Short Link (Twitter)